viernes, 4 de enero de 2008

Acepto que el dolor

Acepto que el dolor
me llegue a veces
inagotable,
las noches oscuras,
las lágrimas sedientas.
las horas detenidas,
las manos aplacadas,
los pasos cansados,
los sueños inconclusos,
los oídos vacíos
sin palabras de amor,
lo recibo
con calma
porque se que mañana
despertaré
en el alba,
inundada de sol.
y soltaré mis manos,
enjugaré mis lágrimas,
escucharé tu voz
diciéndome ternuras,
se hará el paso ligero,
y soñaré inconstante
con ignotos deseos,
con la lujuria errante
de los nuevos caminos,
con el mareo insomne
de fundirme en tu pecho,
con la verdad infinita
que nací para vos.

17 comentarios:

Evan dijo...

Que importancia tiene el dolor, si la cura será tan mágica... soñada...

Besos Moni, que tengas un lindo finde!

Que refresque!

Carlos dijo...

...seguro que si!

Aceptándolo harás más ligero el andar.

Fuerte abrazo dulce Moni.

Que el 2008 derrame su buena luz sobre ti...

Angie Sandino dijo...

El dolor nos hace crecer, aunque de una forma que quizas no sea la más placentera, pero si la más segura de no olvidar...

Un abrazo querida Mónica!

Ivana Carina dijo...

¡¡Que precioso!!
Así vale la pena aceptar el dolor....
Un beso, mi reina!!!

Roky Rokoon dijo...

aceptar es el comienzo de estar mejor

carlota dijo...

Mónica: es que el dolor hay que aceptarlo, como parte de la vida...si nos resistimos es peor...y nunca olvidar, que siempre, siempre...sale el sol. Preciosa poesía, artista! Un abrazo.

Franziska dijo...

Esta tarde se la estoy dedicando a mis poetisas argentinas, (tú y Claudia) y cómo no, tenía que venir corriendo para no perderme otro poema recien salido del horno de su mente creadora y de tu alma soñadora.

Ah, el dolor forma parte de la vida y aceptarlo sin rencor, es un sentimiento altivo y consolador.

Un abrazo sin fronteras recibe de alguien que te quiere y que te admira y que, en estos momentos, se está lementando del frío de este riguroso invierno. ¡Y vos decís que estas sudando! Por favor, si es que te sobra, manda un poco de calor.

mixtu dijo...

que los nuevos camiños non tragan dolores
solo sonrisa, es facil: es hacer el camino a la direcha, yaya

poesia...

necesito de ideas, vale?

abrazo serrrano

ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO dijo...

Querida hermana, de dolores está pavimentado el camino (lo aprendí de Jesús) y he aprendido a vivir con ellos, y por que no decirlo, a jugar también y a sacudírmelos.

Cada vez que escribes en mi blog dejas una frase que me golpea el alma ... "Siempre con vos"

Hoy soy yo quien te dice, hermana del alma ... SIEMPRE CON VOS.

Gracias infinitas por estar siempre conmigo.

Que Dios te bendiga.

Tu hermano,

Alejandro

Lidia M. Domes dijo...

Qué lindo que el despertar produzca alivio... muchas veces me ha pasado, que bueno tener la Vida para cambiar lo que haya que cambiar, cuidar lo que amamos, renacer en cada instante a la armonía profunda de ser pate de un universo maravilloso, pertenecer y gozar de compañía, pareja, familia, amigos... como los que compartimos en este medio maravillo que nos une y nos conecta...

Besos...

Lidia

BETTINA PERRONI dijo...

Eres fuerte Moni... muy fuerte...

Hay personas que por evitar el dolor no lo enfrentan...

Que puedo decir...


Más que, he venido recorriendo mis sitios consentidos uno a uno y llego a ti con mi más sincero abrazo de felicitación. Salud, amor, prosperidad y ese corazón alegre que siempre tienes.

Lo mejor Moni con todo mi cariño!

Abuela Ciber dijo...

...con la verdad infinita que naci para vos...
Que precioso Monica.
Gracias por siempre transitarme
te dejo mi cariño.

Lidia M. Domes dijo...

Te enlacé en mi blog: Con los ojos cerrados...(http://los-ojos-cerrados.blogspot.com/) Me encanta que nos hayamos encontrado!!!ç

Besos!!!

Lidia

Makiavelo dijo...

Muy bueno Monica.
Un dolor que desaparece al saber que no estas solo.
Una presencia que te acompaña y que da calor.

¿Estais en verano, como vais?

Saludos.

Joan Pinardell dijo...

Precioso amiga
si

Emili@no... dijo...

Muy hermoso Mónica...

Patricia Cruzat Rojas dijo...

El dolor agota,
pero...
con Amor descansa.

Que hermoso poema,
aún estoy emocionada.

Besos
Paty