lunes, 17 de septiembre de 2007

Camino creyendo...

Van doce días de lluvia en Buenos Aires y la melancolía nos inunda, es imposible no sentirse un poco triste, se visten los árboles de pequeñas estrellas plateadas, pero cuando llegan al piso se hacen charcos barrosos. Es a veces así la vida?? cuántas veces queremos tomar con la mano esas estrellas que parecen estar tan cerca y cuando las tenemos se convierten en barro ??
Cómo vivimos esos fracasos ?? nos hacen más fuertes o nos destruyen ?? Cuántas veces es natural volver a creer ?? Yo soy una creedora impenitente y a veces me pregunto si está bien, pero no puedo hacer nada contra eso, estoy transitando yo las calles equivocadas ?

Desando caminos.
pero la tristeza
me los hace nuevos..
y pienso..
que inútil
camino desando
cuando siempre vuelven,
y entonces camino
los caminos nuevos,
que de tanto andarlos
se me vuelven viejos..
y entonces desando
el camino andado...
y vuelvo al inicio..
siempre caminando,
los caminos nuevos,
los caminos viejos,
llegaré algún día
al camino exacto??
de verdad no importa,
seguiré creyendo,
y andando
y andando
hallaré un día
el fin de mi viaje,
y cuando lo encuentre..
volveré al principio,
andando caminos,
siempre caminando,
caminando sueños,
sueños desandando.

15 comentarios:

Angie Sandino dijo...

Me encanta la forma en que presentas el camino andado, el que ya se anduvo y el que se ha olvidado de andar...
Tienes muy linda forma de expresar tus pensamientos...Dios te la conserve por siempre!

Besos y buena semana para ti!

Evan dijo...

Mónica, como me gusta eso de ser una creedora impenitente... sos digna de imitar!

Aquí diluvia en este momento, así que no sabes lo bien que me viene este post.

Un beso grande, que tengas una linda semana!

Bettina Perroni dijo...

Sabes, soy igual... relaciono mi vida con un camino... a veces hay que hacer pausa y tomar aires nuevos... pero nunca detenernos.

Con tristezas, con alegrías y con toda esa gama de sentimientos hay que seguir avanzando no esperando llegar a una meta... lo más maravilloso es justo lo que descubrimos en el recorrido.

Te abrazo fuerte Moni :)

Muy fuerte :))

Joan Pinardell dijo...

Conoces el poema Itaca de Kavafis? está en mi blog... y ya sabes lo que dijo el poeta: el camino es lo que cuenta... o lo que dijo Antonio Machado "caminante no hay camino se hace camino al andar"... yo creo en todas esas cosas... aunque el mundo se vuelva cada vez más supercial... yo también camino creyendo... y creciendo... creo que el fin de la vida es el camino mismo... nuestro tránsito y nuestros silencios... nuestros errores y por supesto nuestros aciertos...
besos

Nanny Lidia dijo...

A veces me siento asi, pero siempre pienso que en la otra esquina saldra el sol y asi sigo de esquina a esquina.

Me gusto mucho lo que escribiste.

Besos

Anónimo dijo...

Monii..
hoy estoy en un dia particularmente triste.. "camino creyendo" que habra algo mas,.. a la vuelta de ese rincon de mi vida que me devuelva el andar..

segui escribiendo.

hermoso blog.. besoo Danila.

Anónimo dijo...

Mientras camines y vuelvas atrás en tu caminar, yo siempre voy a estar a tu lado justo agarrada de tu brazo para que las heridas te lastimen lo menos posible y las risas te inunden la vida.

Te amo ma
Marie

Carlos dijo...

...y es lo mas normal cuestionarnos si los pasos que damos van en sentido correcto.

Mas bien en vez de pesimismo lo veo como un sentido sano de realismo.

Saludos Mónica.

Franziska dijo...

Seguiré creyendo y andando y andando.

Es un poema como un canto. Creo que se le podría poner una música de tu tierra.

La vida tiene sentido para el que cree en ella por eso dices que eres una creedora impenitente. Esa creencia te cobija. Tienes suerte
porque no todos podemos mantener la fe al algo.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Yo soy una creedora impenitente y a veces me pregunto si está bien, pero no puedo hacer nada contra eso, estoy transitando yo las calles equivocadas ?


Muy bueno tu poema.
Es una lección de coraje para los derrotistas más jóvenes que nosotras.

(Conste que dije más jóvenes).

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

joan pinardell: qué obsesión tienen muchos con Kadafis. Eso de que "lo importante es el camino, no la llegada" está en el Quijote.

Gasper dijo...

La lluvia tiene el bendito poder de camuflar lágrimas
(viejo y eterno truco ya conocido)

Y por otra parte (o quizás por la misma parte) los caminos nuevos y antiguos hacen lo mismo... llevarnos hacia algún lugar.

Yo no me fijo en sus tiempos, desde hace tiempo, y lo único a lo que le presto atención (y muchas veces mi corazón) es notar si ese camino me hace feliz.
En ese caso puedo recorrerlo eterna y descuidadamente, porque... un camino que te hace bien, jamás puede llevarte en la dirección equivocada, no?

Besos por el buen camino

claudia dijo...

hola moniiiiiiiiiii!!!!
aca toy de nuevo, luego de 5 dias sin mi computadora!! :(
hoy luego de comprar un disco nuevo, vuelvo a las andadas
gracias por tu mensaje, de todo corazón
este poema tuyo, es muy hermoso, y tan cierto
vivimos andando y desandando, a veces con dudas, otras casi tan convencidos...
pero la vida es así, y como decia Machado, el camino se hace al andar
cada vez, me convenzo más de eso
la historia, es seguir caminando, y sólo detenernos un momento para descansar
un beso enorme para vos!!

claudia dijo...

momentos vividos, mónica ;)
y no se si la luna vio algo... pero deben haber oido hasta las estrellas :O

jajajaja
besos!

hasta el infinito...
y más alláááááá!!!!
:)

claudia dijo...

querida moni:
no sólo en el cielo suceden esos desencuentros, acá en la tierra, es la historia de mi vida...cuando yo estoy, se van, cuando me voy, vienen...
cansada, me fui a buscar un poco de aire fresco (y la luna fue testigo!) ;)

besos!

quiero otra poesia tuya...YAAAAA!!!! :)